domingo, 13 de junio de 2021

RELIEVE DE DOMICIANO EN MUSEO EGIPCIO DE BARCELONA

Relieve parietal con la representación del faraón Domiciano. Piedra caliza. 81-96 d.C. Pieza

expuesta en el Museo Egipcio de Barcelona. Foto: Marta Pérez para @Egiptología-para_todos



 

sábado, 12 de junio de 2021

miércoles, 9 de junio de 2021

EL FASCINANTE CORPUS FUNERARIO DEL IMPERIO NUEVO

En primer lugar, quiero lanzar una pregunta para que todos reflexionemos un poco acerca del sentido connotativo que para los egipcios tenia la palabra "muerte".

¿Por qué para los egipcios no existía una separación neta entre los vivos y los muertos?
La muerte, para esta civilización significaba mucho más que la simple putrefacción del cuerpo. Ellos pensaban que la vida era un gran puente hacia ese otro lugar, donde el alma primeramente tenia que salir victoriosa del juicio de Osiris y después recorrer las 12 horas nocturnas en la barca de Ra. Los egipcios sabían naturalmente que el cuerpo del difunto permanecía en este mundo y que era el espíritu del muerto el que se iba al más allá. Pero pensaban que éste último necesitaba del cuerpo como de una base y por eso ensayaron distintos y complicados métodos para preservar el cuerpo con la momificación, aunque en casos extremos una estatua o un retrato del desaparecido podían servir como sustituto
Los difuntos conservaban en el Más Allá su personalidad, sus sentimientos y sus intereses, pero sus poderes eran acrecentados, o bien para recompensar a sus benefactores o bien para castigar a aquellos contra los que alimentaban algún rencor.




En la escena (extraída del libro de los muertos) observamos a Anubis llevando al difunto ante la balanza que pesa su corazón y la pluma de la verdad, y así ser juzgado ante un jurado de dioses (fila superior). Osiris, dios del mundo subterráneo preside el juicio (a la derecha), acompañado de la diosa Neftys con su hermana Isis.
Este viaje del alma por el "Más Allá" es muy importante para alcanzar su inmortalidad. Para el conocimiento de ese viaje del alma nos basamos en una serie de libros que reúnen ese corpus funerario en las tumbas del Reino Nuevo.

 

LIBRO DEL AMDUAT

 

Primeramente, nos encontramos El Libro del Amduat o "Libro de lo que hay en el otro mundo" es una composición religiosa, que surge en el Imperio Nuevo, que describe el viaje nocturno del Sol (Ra) por el mundo del Más Allá. En egipcio era conocido como Ta mdat imit dwat ('El Libro de la Cámara Oculta'), aunque este término se aplicaba, de forma general, a otras obras funerarias, relativas al mundo subterráneo. Junto con el Libro de las Puertas y el Libro de las Cavernas forma el corpus funerario de tumbas reales del Imperio Nuevo, si bien el Libro del Amduat es la más antigua de las tres y representa el primer intento por dar a conocer la cartografía del Más Allá, cuyo conocimiento le ofrecía al rey o difunto la posibilidad de renacer cada día, de la misma forma que lo hace Ra, y transformarse en un (aj) o espíritu, bien equipado, para poder salir y entrar a voluntad.






Para continuar con este viaje en el tiempo, a través de los diferentes libros funerarios del Imperio Nuevo, vamos a adentrarnos en el segundo libro que forma este cuerpo literario dentro de las tumbas del Reino Nuevo.

 

LIBRO DE LAS PUERTAS

Recibió este nombre de Mariette; narra el recorrido nocturno del sol por las 12 horas de la noche navegando en su barca a través de un río subterráneo ( simbolismo del Nilo en el mundo inferior). 
Durante esta travesía nocturna Ra es un sol muerto y representado como un Osiris de piel negra, deberá vencer los peligros del mundo subterráneo para renacer al final de la noche bajo el aspecto de Jepri, el sol naciente que ha vencido el caos cerrándose así el ciclo de la muerte y renacimiento del difunto en el Más Allá. 
Las 12 horas de la noche están "separadas" por unas puertas rodeadas de serpientes y genios malignos; cada una de estas puertas está custodiada por un guardián que impide el paso de la comitiva solar; Ra tiene que atravesarlas sin peligro recitando fórmulas mágicas ayudado por las divinidades que lo acompañan en su viaje. La correcta pronunciación del nombre del guardián de cada puerta permitirá a Ra y su séquito atravesar las puertas y continuar la travesía nocturna.




La malvada serpiente Apofis ( ó Apep ) está presente en todas las etapas de este recorrido solar tratando de obstaculizar la salida triunfante de Ra con el alba. 
Si Apofis vence a Ra no habría un nuevo día y se impondría el caos, sin embargo en la hora 12 tiene lugar la destrucción de la serpiente: una vez más el sol ha vencido al caos. 
Al igual que las escenas del Amduat, para reflejar en la pintura pasajes del Libro de las Puertas la decoración se divide en 3 niveles: el registro central es el río subterráneo por donde discurre la barca mientras que los otros 2 niveles son las orillas donde aparecen bienaventurados y seres malévolos.
A diferencia del Amduat el Libro de las Puertas reduce el número de nombres y elementos que aparecen en la travesía nocturna, así por ejemplo la tripulación de la barca de Ra solo la forman los genios Sia ( que representa el pensamiento y conocimiento de Ra ) y Hu ( que representa la palabra de Ra ). 
Hay escenas del Libro de las Puertas en las siguientes tumbas:

 

  • KV 57 Horemheb: es la 1ª representación de esta obra

 

Escena del libro de las puertas en la tumba de Horemheb

 

 

  • KV 16 Ramsés I, de ejecución muy similar a la de Horemheb.

 

Escena del libro de las puertas en la tumba de Ramsés I

  

  • KV 17 Seti I: no solo representado en sus paredes sino tambien en su sarcófago de alabastro grabado con pasajes del Libro de las Puertas en sus caras interna y externa y actualmente expuesto en un museo de Inglaterra.

 


  

Escenas del libro de las puertas en la tumba de Seti I

 

 

  • KV 8 Merenptah

 

Escena del libro de las puertas en la tumba de Merenptah

 

  • KV 11 Ramsés III

 

 

Escena del libro de las puertas en la tumba de Ramsés III

 

  • KV 9 Ramsés VI

 

 


Escena del libro de las puertas de la tumba de Ramsés VI

 

Y por último pasamos a ver el tercer libro que conforma este corpus funerario dentro de las tumbas del Reino Nuevo.


LIBRO DE LAS CAVERNAS

De temática similar al Amduat y al Libro de las Puertas ( la travesía nocturna del sol ) esta obra está más enfocada a la transformación solar: el paso de la vida a la muerte y de la muerte a la vida. 
En esta obra se citan detalles de las torturas de los condenados y el dios Anubis es el que ilumina el camino de los difuntos con la luna que lleva en sus manos. 
Hay escenas del Libro de las Cavernas en las siguientes tumbas:

  • KV 2 Ramsés IV

 

 

Escena del libro de las cavernas en la tumba de Ramsés IV

 

  • KV 9 Ramsés VI

 

 


Escena del libro de las cavernas en la tumba de Ramsés VI

 

  • KV 1 Ramsés VII

 


 

Escena del libro de las cavernas en la tumba de Ramsés VII

 

  • KV 6 Ramsés IX

 

 

Escena del libro de las cavernas en la tumba de Ramsés IX

 

Para concluir decir que la muerte para los egipcios no era mas que un renacimiento, al igual que el sol sale cada día, así el difunto accedía a un nuevo renacer. La muerte no era un final sino un principio al que todo egipcio deseaba llegar para así conseguir la inmortalidad de sus almas. Como ellos decían "quizás el único secreto de la inmortalidad es ser siempre recordado", aunque ellos morirían luchando por esa vida en el más allá llena de riquezas y gran abundancia de cosechas.

"ESTOY COMPLETO, JUSTIFICADO Y SOY JOVEN, PORQUE EN VERDAD SOY OSIRIS, SEÑOR DE LA ETERNIDAD"

 

ANTONIO MANUEL MORA LÓPEZ (Sevilla). "Jufuyjafre"

 

domingo, 30 de mayo de 2021

DESCUBRIMIENTO DE LA TUMBA DE TUTANKHAMON

En este vídeo os cuento cómo fue el descubrimiento de la Tumba de Tutankhamon, el Rey Niño, por el famoso arqueólogo Howard Carter, ayudado por el patrocinio de los Condes de Carnarvon.

miércoles, 26 de mayo de 2021

PINTURA Y RELIEVE EN EL IMPERIO NUEVO: ÉPOCA DE AMARNA, EN EL ANTIGUO EGIPTO

Amenhotep IV sube al poder, adorando a Aton, el disco solar, como único dios. Esto implica numerosos cambios a nivel religioso, político y social. Este cambio comenzó, lentamente, ya en el reinado de Amenhotep III, el cual iba rompiendo poco a poco con el arte tutmésida.

 

Amenhotep IV se centra en su nueva religión, el culto a su dios Atón, descuidando los problemas del país y la política exterior. Se aísla de todo creando su capital, Akhet-Atón, y se cambia el nombre por Akhenaton. Prohíbe el culto y las representaciones de otros dioses en todo el país.

 

Toda esta revolución se ve reflejada, lógicamente, en el arte, en el cual se introducen numerosas innovaciones. La transformación comenzó en Tebas, con una variación de los bustos del rey, continuando con el cambio en la representación de la figura humana en general, dejándose notar en las formas y poses de las mismas, más suavidad y relajación.

 

El arte Amarna representa el presente, la vida, la energía… y todo ello inspirado por Atón, su único dios, que da la vida.  Éste se representa en relieves y pinturas como un disco solar, cuyos rayos son largos brazos terminados en pequeñas manos que protegen a la familia real.



Los retratos se vuelven más naturalistas y reflexivos, intentando representar la realidad tal y como es. Los cuerpos son representados sin El idealismo anterior, exagerando los rasgos físicos, fueran bellos o deformes. “El arte entra en la vida espiritual de los personajes…” (Francisco Presedo).

 

Los restos pictóricos están llenos de vida, de movimiento, de humanidad. LA composición resulta algo anárquica, libre respecto a los cánones anteriores.

 

Tanto en relieves como en pinturas se dan unas características que difieren del arte de períodos anteriores, como son: 

 

-       Representación de la lateralidad: ambos manos y pies, diferenciando el derecho del izquierdo.

-       Representación completa de los personajes que están en primer plano, y sólo los contornos de los que están detrás, dando mayor sensación de perspectiva.

-       Sensación de movimiento en las figuras, mediante representación de detalles aparentemente movidos por el viento.

 

En el Palacio Real se han encontrado preciosos azulejos vidriados, pintados son escenas de pájaros y plantas, características de este peridoto. Numerosas representaciones de la naturaleza han sido halladas en las ruinas de Akhet-Atón.

 

El ejemplo más claro de este naturalismo lo tenemos en la habitación verde, del palacio septentrional de la ciudad, donde abundan pinturas de aves, y vegetación con un realismo inusual.

 

Puede considerarse la “obra maestra de la vida animal y vegetal” (Stevenson Smith. “Arte y arquitectura en el Antiguo Egipto”).

 



También tema característico de la época, es la imagen de la familia real en palacios, tumbas y templos. Se representaba al rey con su familia (esposa e hijas), adorando a Aton. Eran escenas tiernas y realistas que acercaban al faraón al pueblo.

lunes, 24 de mayo de 2021

Libro: Cuadernos de notas de los Egiptólogos

Hoy os hablo sobre el libro "Cuadernos de notas de los Egiptólogos" de Chris Naunton. Un precioso libro lleno de ilustraciones, mapas, fotografías y dibujos , provenientes de las anotaciones de los principales Egiptólogos de la antigüedad. #Egipto #Egiptología #Egiptólogo


miércoles, 19 de mayo de 2021

PINTURA EN EL IMPERIO NUEVO, A PRINCIPIOS DE LA DINASTÍA XVIII EN EL ANTIGUO EGIPTO


Con la dinastía XVIII empieza el Imperio Nuevo, la época más importante y gloriosa de la historia de Egipto. Su comienzo está marcado por la expulsión de los hicsos y la reunificación del país. Es el apogeo de la política exterior e interior. Se realizan numerosas obras arquitectónicas y artísticas.

 

En pintura se continúa con las mismas normas básicas de los períodos anteriores. La pintura y el relieve decoran los muros de los templos y tumbas, narrando la vida del país.

 

Los temas en las tumbas pasan a ser escenas de ofrendas exclusivamente, a representar también escenas de fiestas, expediciones, escenas relacionadas con los dioses, escenas de la vida cotidiana o facetas de la vida personal del difunto.

 

Empiezan con representaciones planas y rígidas, aunque a partir de Hatshepsut comienzan a estilizarse, y a aparecer más variedad en los grupos.

 

En Este periodo, aumenta la paleta de colores utilizada. Aparecen mas fundidos entre sí, por la cantidad de pequeñas pinceladas que representan texturas, llegando a aparecer al final de la dinastía como un punteado. 

 

Se utilizan sombreados o intensificación de colores en algunas zonas de la pintura para dar sensación de relieve y profundidad. En otras zonas se usa el tono sobre todo y los efectos de transparencias.

 

Las representaciones están cargadas de fuerza. Personas y animales dan sensación de estar vivos y moverse.

 

A medida que avanza el período, van cambiando los estilos y las formas hasta otro mas elaborado aún. La pintura se vuelve más impresionista, incluyendo más líneas curvas y dando mayor sensación de movimiento.

 

Destacamos las siguientes representaciones:

-       Tumba de Nebamon: el banquete, la caza.




-       Tumba de Sennefer: la viña.

-       Tumba de Rejmira: el banquete, los tributos.

-       Tumba de Userhat: los barberos.

-       Tumba de Nankt: la bella fiesta del valle, la vida en los campos, el pisado de la uva.

-       Tumba de Menna: escenas agrícolas.

 


Se incluyen en las tumbas de los nobles, como novedad, pinturas sobre las exequias, como traslado del difunto, ofrendas y plañideras. En los templos se representan cada vez más escenas bélicas. En las tumbas reales aparecen nuevos textos funerarios, como el Libro del Amduat y el Libro de las Puertas.

 

            Un ejemplo a destacar por su singularidad es  un mural de la Tumba de Rejmira (nº 100), en el que se representa a una sirvienta de espaldas.

 


            Además de estar pintada de espaldas, sus pies están representados  de forma extraña, ya que el pie que quedaría por detrás, cruza por delante del que quedaría más cerca al observador según la posición de las piernas. Es una excepción interesante a los cánones del arte egipcio.

ENTREVISTA A RODRIGO CERVANTES, DEL PROYECTO KEMET EN ANÁHUAC (MÉXICO)

 ¡Hola, mis queridos egiptófilos! Hoy os traigo una nueva entrevista para Egiptología para Todos. En esta ocasión hablo con Rodrigo Cervantes, lingüista por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) de México, y participante en el interesantísimo proyecto mexicano “Kemet en Anahuac.

 

Es un placer para nosotros contar en Egiptología para Todos con este lingüista y amante del Antiguo Egipto.





 

Rodrigo, ¿Cómo surge tu interés por la egiptología?

 

Mi interés en Egipto y la egiptología, bien podría decirse que inició cuando niño, dado un gusto casi innato por la historia antigua y los cuentos mitológicos. Pero, en realidad, empezó como tal cuando, en un periodo largo de vacaciones en la ENAH, tuve la oportunidad de encontrar una edición del Libro de los Muertos, de Wallis Budge. En ese momento comencé mi estudio de los jeroglíficos egipcios y no he parado hasta el día de hoy.  

 

¿Cómo comenzó tu andadura en el grupo Kemet en Anáhuac?

 

Kemet en Anáhuac es un proyecto que fundé hace ya poco más de tres años junto con Gerardo Taber y Karla Granados y al que se ha unido un gran equipo como Ginger Margain a lo largo de estos años. Así que, realmente, he estado en ésto desde el inicio, debido a la necesidad de abrir un espacio en el cual poder llevar de manera más constante al público general los estudios sobre Egipto y el mundo antiguo.

 

¿Cuál es tu papel dentro del grupo? ¿Qué actividades realizas?

 

El papel que me corresponde dentro del equipo es el de administrador y ponente, así como el trato con el público general.

 

¿Cómo ves el panorama egiptológico en México?

 

El panorama de la egiptología en México, lo veo en un estado aún muy incipiente, pero con mucho potencial para poder despegar y volverse una disciplina completa en las universidades y escuelas mexicanas. Principalmente por el gran interés que existe en Egipto.

 

¿Qué autores, libros o formación recomiendas a los que quieran iniciarse en el Antiguo Egipto?

 

Para iniciar en los estudios sobre el antiguo Egipto, se requiere interés y perseverancia. Fuera de ellos,  hay carreras que son más afines a la egiptología, como las de corte humanístico, pero en realidad se puede abordar desde cualquiera. Lo que sí es importante es saber leer e investigar y en este caso, depende del tema en particular, son los autores que se pueden recomendar; pero los clásicos como Gardiner, Shaw, Cottrel o Wilson siempre serán un buen inicio.

 

¿Qué es lo que mejor recuerdas de tus viajes a Egipto?

 

Los mejores recuerdos que tengo sobre mis viajes a Egipto son en primer lugar la comida y el poder estar de pie dentro de los grandes monumentos de los que tanto he leído. En especial la Capilla de Alejandro Magno en Karnak, así como poder navegar sobre el famoso Nilo y ver la tierra en la que Egipto se desarrolló.

 

¿Qué fue lo que más te impresionó al visitar Egipto?

 

 Lo que más me impresionó al llegar a Egipto, sin duda, fue ver las pirámides, porque nada les hace justicia como el verlas en vivo.

 

¿Quieres contarnos algo más sobre Kemet en Anáhuac o tus proyectos personales?

 

Actualmente Kemet en Anáhuac es un proyecto al que me dedico al 100% y es algo que poco a poco ha ido creciendo, gracias al trabajo e interés de quienes en él laboran, así como de la gente que nos ha estado siguiendo desde sus inicios. Para ellos y todos los interesados, les tenemos muchas propuestas y cursos que siempre innovan, abordando temas que no suelen ser muy comunes dentro de la difusión de Egipto y que terminan siendo, en algunas ocasiones, más interesantes que los famosos clichés. Por supuesto tampoco olvidamos los cliché, pues en ellos nos gusta ampliar la información que usualmente se puede encontrar.

 

Pues muchas gracias, Rodrigo, por la atención y el tiempo que nos has dedicado. Te deseo muchos éxitos, tanto a ti en particular, como al proyecto Kemet en Anáhuac, y que la Egiptología en México termine de despegar y ocupe en este mundo el lugar que le pertenece.

 

Muchas gracias y un gran abrazo.

 

 

Marta Pérez Torres

 

martes, 18 de mayo de 2021

TUTANKHAMON, SU VIDA



Primer vídeo de la serie sobre Tutankhamon que hemos preparado desde Egiptología para Todos. En esta ocasión, un acercamiento a quiénes fueron sus ascendientes y cómo vivió el Rey Niño, Tutankhamon. #Tutankhamon #Egipto #Egiptología #Akhenaton #Amarna

miércoles, 12 de mayo de 2021

PINTURA EN EL SEGUNDO PERIODO INTERMEDIO, EN EL ANTIGUO EGIPTO

  

Tras el corto período de reinado de Amenemhat II comienza el segundo período intermedio, caracterizado por una vuelta a la sociedad feudal que duraría algo más de 200 años.

 

Es una etapa en que los reyes se suceden tras cortos períodos de reinado, llegando incluso a tener dos dinastías de asiáticos, que serían expulsados por los príncipes tebanos.

 

Se producen revueltas sociales. Es un período oscuro, del que apenas nos ha llegado nada, debido a la destrucción de obras que se llevó a cabo contra los hicsos (asiáticos en el poder).

 

Tan solo se han descubierto unas pocas pinturas murales en Avaris, que no siguen los cánones egipcios, sino más bien las normas griegas.